¿Cómo seremos nosotros?

Hace tiempo que me fijo en como pasa el tiempo. No sé si fue desde la muerte de mi abuela, desde que mis padres cumplieron los 60 o desde la cercanía de mis 40, pero el caso, es que llevo tiempo fijándome en la gente mayor. Me fijo en su rostro, en sus arrugas, en el pelo, en su manera de vestir, de caminar y de hablar; y de repente es como si el tiempo cambiara de ritmo, como si fueran a otra velocidad. No tienen prisa, no van angustiados, no suelen ir despistados, simplemente caminan hacia algún lugar, sin más, con paso lento pero firme, con la pose de alguien que lo ha hecho todo y ahora puede simplemente disfrutar. Donde el tiempo no importa y pensando en que lo que no se pueda hacer hoy, pues se hará mañana y no pasa nada. Donde la tecnología y la moda no tienen cabida.

Me fijo también en los jóvenes, soñadores, a los que nada les preocupa, a los que creen que ser dueños de sus vidas y responsables de sus decisiones tardará en llegar y piensan que el tiempo es infinito y que todo es posible, que siempre habrá tiempo para hacer. Adolescentes que pasan tardes fumando en el parque, charlando, riendo, como si estuvieran en una burbuja atemporal. Viven sin creer que lo que decidan hacer, estudiar, las amistades elegidas no les va a repercutir en nada. ¡Y qué equivocados están! Como seguramente lo hemos estado todos.

Cuando era joven, digamos más joven, no paraba de planificar el momento de independizarme, de vivir en pareja, de cómo sería la vida con hijos, de cómo serían mis 30… ¡Y sin casi darme cuenta me veo cada mañana llevando al colegio de la mano a dos niños pequeños! El tiempo me ha pasado volando y atrás han quedado todas mis planificaciones “ideales”. Y de repente, plaff, aquella que imaginaba la veo en el reflejo de los espejos, de los escaparates de la calle; ¡Aquí estoy! Me sigo viendo joven, vital, con energía, con ilusión, con las mismas ganas de comerme el mundo, pero con menos tiempo y con más responsabilidades.

Creo que he llegado al momento bisagra de la vida. El momento en que planificar está bien, pero en que lo importante es hacer y vivir, construir, reconstruir y seguir construyendo. De que las decisiones tomadas ahora son las presentes, el “sí quiero” se ha convertido en un viaje juntos, en un proyecto de vida. Seguramente no seré médico, ni arquitecto como había planificado, ni siquiera profesora aunque pueda. Ahora soy quien soy y tengo lo que tengo. Y aunque tengo margen de maniobra, los cimientos están hechos y las decisiones que he tomado me han llevado por este camino, del que estoy satisfecha.

Supongo que estoy en un momento de consolidación, de prioridades. Me sigue gustando hacer las mismas cosas que cuando era adolescente; quedar con amigos, salir a bailar, darme paseos, jugar a las cartas, pero lo que ha cambiado es con quien y cómo. Ya no tratas de convencer a nadie de tu valía, sino que disfrutas de tus pequeños logros y de los buenos amigos que te rodean. Te vuelves cada vez más práctica y resolutiva, no te da vergüenza pedir ayuda ni equivocarte, “prefieres pedir perdón a vivir de rodillas” y sabes que, pase lo que pase, siempre habrá un mañana y que ahora toca disfrutar. Cada vez te agobias menos y buscas la felicidad en el día a día y no pensando en que llegará después de conseguir las metas marcadas. Ahora entiendes la frase “la felicidad no es el fin sino el camino”. ¡Dios mío, he madurado! Hago mías frases que había leído u oído… por algo se le llamaba sabiduría popular!

Ahora me fijo en esa pareja de viejecitos que pasean cogidos de la mano, con la complicidad que da el haber compartido toda una vida juntos. Y me pregunto ¿Cómo seremos nosotros?

Anuncios

About the post

General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: